martes, 12 de mayo de 2009

Maneras de vivir

video

"Now we are free", de Enya, es de esas canciones que resultan díficil cansarse de ellas. Es una canción que me llena de paz y que es capaz de llenarme de un profundo sentimiento en mis peores momentos.

He escogido este video, en el cual salen animales, porque la sociedad que constituimos hoy en día es una sociedad inhumana y pienso que en muchos aspectos deberíamos incluso tomar ejemplo de determinadas especies animales. Si nos fijamos en aquellas especies que se organizan en manadas, éstas hacen lo posible por defenderse los unos a los otros ante otras especies y se ayudan de tal manera que todos logran conseguir su alimento y sobrevivir. Sin embargo, nosotros los humanos, ¿qué hacemos? Lo que veo en la gran mayoría es que nos engañamos los unos a los otros, buscamos la forma de llegar a lo más alto aunque ello implique hundir a otro ser de nuestra propia especie, somos seres egoístas y lo que es peor, explotamos de los recursos que disponemos sin detenernos a pensar que podríamos estar haciendo un uso inadecuado que llevará a ese recurso a la extinción.

Sinceramente, me parece penosa esta situación. Ahora mismo hablamos de crisis económica y nos ahogamos pensando en ella, aún teniendo que comer cada día, cuando hay países que aún ni siquiera han logrado tener el gran privilegio de comer mas que sea dos veces al día o de disponer algún tipo de recurso sanitario. En mi opinión, la cual es personal y entiendo que puedan haber posturas que discrepen de mi pensamiento, el mundo está muy mal repartido y creo que sería necesario hacer un mejor reparto y que todos tengamos el mismo derecho a la alimentación, la salud y el trabajo. El problema se encuentra en el ya nombrado egoísmo y afán de poder del ser humano, y no lo digo ya por invención mía, sino por realidades y situaciones que presencio todos los días. Por desgracia, los verdaderos valores se han perdido y hoy abunda el materialismo, ese excesivo deseo por tener más y más cosas materiales, más y más dinero. No quiero extenderme mucho, pero yo sólo me pregunto a dónde iremos a parar con tanto interés en conseguir aire, cosas vacías y sin un verdadero valor. Digo esto porque los objetos, el dinero y todo ese tipo de cosas, son temporales, tanto vienen como van, lo que hoy tienes, puedes no tenerlo mañana o viceversa. En cambio una buena amistad, una buena relación con nuestra familia, ese día que nos lo pasamos de maravilla, esa locura que hicimos aquel verano con nuestros amigos o la confianza que puso en nosotros aquella persona, eso son cosas que permanecen siempre con nosotros y nos hacen sentir, a quienes saben valorar este tipo de cosas, plenos y vivos.

Dicho todo esto, vemos que hay dos maneras de vivir la vida: centrándonos en lo superficial y material, en lo inestable y vivir continuamente en conflicto con todo el que tenemos al lado por querer conseguir siempre más; o aceptar la vida como nos viene y ser felices con las pequeñas cosas, las cuales poseen un gran valor, y sentirnos bien con nosotros y con los demás.

En conclusión, y bajo la perspectiva de una soñadora que cree que un mundo mejor es posible, no es lo material lo que nos aporta una vida mejor, sino los pequeños detalles que tenemos a lo largo de nuestras vidas y las buenas relaciones que tenemos con las demás personas. Creo que una persona vale por lo que es, por la persona que lleva dentro, y no por lo que tiene. Y si no, miremos a nuestro alrededor, es más generosa una persona que no tiene ni para ella misma que una persona en una buena situación económica. Y como dicen por ahí: "Quien da lo que tiene, mucho da".

No hay comentarios:

Publicar un comentario